Mes de la Madre en Ladera

Mes de la Madre en Ladera

Se acerca la celebración del Día de la Madre, pero poco saben el origen de esta conmemoración.

La historia indica que se inició en la Grecia antigua, por las festividades en honor a Rhea, la madre de los Dioses Júpiter, Neptuno y Plutón.

Luego, a principios del siglo XVII en Inglaterra se dedicó el cuarto domingo de la Cuaresma a todas las madres operarias. Ese día se les daba libre en sus trabajos para que pudieran quedarse en casa con sus hijos. Ese día -denominado ‘Domingo de Servir a la Madre’- se celebraba con la preparación de una torta.

En Estados Unidos, la primera sugerencia a la creación del Día de la Madre ocurrió por el siglo XIX, cuando la escritora Julia Ward Howe organizó en Boston un encuentro de madres dedicado a la paz. A partir de ahí, la lucha por honrar a las madres la tomó Anna Jarvis, a principios del siglo XX, en una pequeña ciudad del Estado de Virginia Occidental.

Acompañada por un grupo de amigas, Anna empezó un movimiento para instituir un día en que todos los niños pudiesen homenajear a sus madres.

Con el tiempo, muchos países, de distintas partes del mundo, se fueron sumando a la celebración.

Pero cómo sorprender y homenajear a tu mamá, más allá de las típicas flores o chocolates. Existen experiencias divertidas y enriquecedoras con las que conseguirás cautivarla. Acá te damos algunas ideas.

Masajes. En Santiago, hay numerosos spas que en estas fechas entregan promociones para disfrutar de un momento de relax.

Cine. Ver una buena película siempre es un regalo que se agradece. Aprovecha la cartelera que está con filmes para todos los gustos.

Hora del té. Unas ricas onces son una buena ocasión para conversar. La capital ofrece varias alternativas. Por ejemplo, en Ladera Hotel, la cafetería cuenta con una interesante carta de pasteles y tortas, una excelente compañía para su amplia variedad de preparaciones de té y café.

Al aire libre. El remozado funicular del cerro San Cristóbal es simplemente un imperdible. Sorprenderás a tu mamá con las maravillosas vistas de Santiago. Y para terminar el paseo, qué mejor que tomarse un delicioso helado mirando el sky line de nuestra capital.

Paréntesis en un hotel. Y si de regalonear a tu mamá se trata, ¿por qué no invitarla a pasar una noche en un hotel boutique donde la atiendan como se merece? Ladera es una opción. Su concepto “adults only” garantiza descanso y tranquilidad.

¡Tú eliges!